Sobre la presencia de una pieza de metal en un paradero del río Matanzas