La tradición como límite de la interpretación. Un ejemplo desde Cruz Vinto (norte de Lípez, Bolivia)